¿Quién es?

Cuando a Anton Gerona le preguntan cuál es su profesión y a qué se dedica ahora, le complace mucho es responder: “no lo sé”.

Este “no lo se” podría interpretarse de diversas formas, una vez en una conferencia en Venecia, donde asistieron varios físicos cuánticos, uno de ellos le hizo una pregunta a la que respondió “no lo se”. Cuando acabó la conferencia la persona que le llevaba las gestiones en el Véneto se enfadó muchísimo, afirmando que una él nunca no debería decir “no lo sé”.

Al cabo de un tiempo se encontró con otra persona que también también había asistido a una conferencia suya, esta vez en Barcelona. Por curiosidad le preguntó si le había gustado, a lo que le respondió que al principio no, pero cuando en un momento oyó que decía “no lo sé”, le despertó el interés y cambió radicalmente su actitud, pensando que seguramente la conferencia podría ser interesante. O sea, para algunos “no lo sé” significa ignorancia o falta de conocimientos, pero para otros es un signo de exactamente lo contrario. Por cierto, Galileo Galilei decía que “La duda es la madre de la invención”.

Y en estos momentos, si insisten mucho en la pregunta de a qué se dedica, responde que “a buscar el por qué de las cosas”.

Su formación se creó entre la electrónica, la sociología, la psiquiatría, la talla de piedras preciosas, la fotografía, las artes escénicas, el Feng Shi, el Reiki… En la Facultad de Madicina realizó un máster de un año donde estudió psiquiatría, antipsiquiatría, conductismo, psicodrama y grupo de sensibilización. Realizó una tesis donde demostró, con niños catalogados como “normales” y niños con retrasos mentales, todos ellos de la misma edad mental, que a mayor inteligencia más fluencia tenía la forma sobre el color.

Trabajó durante 4 años creando circuitos electrónicos y ajustando voltímetros, amperímetros, ohmetros y fascímetros, también en una fábrica de curtidos, haciendo almendras garrapiñadas y distribuyendo caramelos, 2 años como profesor de oligofrénicos, psicóticos, autistas y caracteriales… Trabajó como fotógrafo y creó su propia escuela de arte donde impartía clases de macro fotografía y técnicas de laboratorio. Entró en el grupo de teatro Comedians, donde permaneció 10 años como actor, interviniendo normalmente con zancos y patines, pero como allí todos realizaban varia funciones, él fue el responsable de la flota de vehículos y de construir y soldar las estructuras de hierro. También patronaba y cosía su propio vestuario. Posteriormente trabajó durante 8 años en el Área de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona. A continuación diseñando y produciendo eventos como freelance, hasta que creó su propia empresa, Gerona Grup, con la que en 25 años ha creado más de 1.000 eventos.

También ha colaborado en la creación de una granja de caracoles, como profesor de improvisación teatral con técnicas de Lecoq, Stanilslavski y Grotovski, como profesor de radiestesia, de Feng Shui y de I Ching.

Un día se fue a China a estudiar Feng Sui. Allí aprendió muchas más cosas de lo que esperaba y lo más interesante es encontró muchas más preguntas, descubriendo que la vida tenía un horizonte todavía mucho más amplio.

Después se fue a la India y allí descubrió el porqué de haber “vivido” tantas profesiones y experiencias diferentes: todas y cada una de estas disciplinas las necesitaba para desarrollar lo que está haciendo ahora.

En estos momentos opina que no existe la materia, por lo tanto todo lo que sucede le sucede al alma. Piensa que el cuerpo es la materialización del alma, por lo tanto todo lo que “informa” el cuerpo, en realidad le sucede al alma.

Su deseo y su pasión es investigar buscando la simplicidad, intentando compartir que las respuestas de la vida están delante de uno mismo, y que encontrarlas es mucho más fácil de lo que parece. Como decía Galileo, la mayor sabiduría que existe es conocerse a sí mismo.

Considera que estamos en la época de “la red” donde compartir conocimientos es lo más importante. Y como también decía Galileo: no puedes enseñar nada a un hombre, pero puedes ayudarlo a descubrirlo por sí mismo.